TOP

Sat119, un extinguidor “arrojadizo” para pequeños incendios

Cuando de inventos se trata no hay con qué darles a los japoneses, se sabe. Esta vez desarrollaron un extinguidor, con la particularidad de que se arroja a donde hay llamas, y gracias al químico especial que posee ahoga al fuego hasta apagarlo completamente.

El cilindro contiene un químico que, como se ve en el video, elimina violentamente el oxígeno al rededor de las llamas, quitándole al fuego su combustible esencial.

Sin dudas, un invento brillante que puede ser extremadamente útil en lugares cerrados, como cocinas, donde los riesgos de incendios son muy frecuentes.

Read More
TOP

El extintor más pequeño del mundo

El extintor más pequeño del mundo

Se llama Pinqy y cuesta unos 45 euros y puede ser muy pero que muy útil para fuegos no tan pequeños.

PinQY es un extintor pequeño pero muy potente, que resulta muy útil en caso de un incendio incipiente. Gracias a su forma redonda única tiene la misma fuerza de apagado (en presión) que un extintor de 1 kg.

Debido a su peso reducido y diseño práctico, es fácil de usar y muy manejable. Ocupa muy poco espacio, de modo que también es ideal para las viviendas pequeñas (por ejemplo residencias de estudiantes) y por ello también puede colocarse cerca de un posible foco de incendio.

Este extintor que tiene un “peso pluma”, sólo requiere un mínimo de fuerza para ser activado; esto hace que PinQY pueda ser usado sin ningún problema por niños, mayores y minusválidos.

Para que vean como funciona, aquí les dejo un vídeo.

Read More
TOP

Defensoría advierte sobre falta de matafuegos en subtes

SubteLa Defensoría del Pueblo porteña advierte sobre la falta de matafuegos y cartelería lumínica de evacuación en estaciones de subte. Metrovías dice cumplir con la Ley. No es raro que los usuarios del servicio de subte de la Ciudad, los mismos que día a día lo eligen como su medio de transporte, exhiban quejas constantes por los retrasos en los viajes, los codazos en horas pico o la conducta de otros pasajeros que se apretujan por entrar en los vagones. O protagonicen incidentes con los propios empleados de la empresa, como sucedió el miércoles por la mañana en la Estación Constitución, después de que delegados de la Línea C levantaran los molinetes en solidaridad con el corte en la autopista Buenos Aires-Rosario efectuado por los trabajadores de la autopartista Paraná Metal, y para que se les reconozca la personería gremial, y la empresa decidiera suspender el servicio. Sin embargo, los verdaderos problemas con los que deben lidiar quienes se ocupan de la infraestructura de la red de transporte que se mueve bajo las calles de la Ciudad están más allá de los que el ojo atento o la espalda sudorosa de los porteños pueden percibir.

A esos problemas apunta una resolución emitida por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad en julio, en la cual se denunciaron una serie de falencias en el aparato de protección contra incendios, a partir del análisis de varias de las estaciones más concurridas de la red. La ausencia de matafuegos y de cartelería lumínica de evacuación es la marca más frecuente registrada por el organismo. No obstante, según destacan desde un sector de quienes trabajan en el servicio, esto representaría un aspecto secundario, al asegurar que las falencias cuentan con la complicidad de quienes deberían ejercer los controles.

En el informe que precede a lo resuelto por la Defensoría, se especifica que fueron 17 las estaciones donde se realizaron las investigaciones, todas entre las más concurridas de las seis líneas que actualmente funcionan en la Ciudad, como Catedral y 9 de Julio (Línea D), Plaza Miserere (Línea A), Independencia (Línea E) y Callao (Línea B). Doce de ellas, resalta el informe, carecían totalmente de los carteles luminosos para señalar las salidas de emergencia en caso de incendio; cinco tenían matafuegos vencidos o directamente los armarios que debían contenerlos se encontraban vacíos, y solamente dos cumplían “todos los dispositivos necesarios para el sistema de protección activa contra incendio” (Avenida de Mayo de la Línea C y Humberto I de la Línea H).

En el informe se aclara que la verificación realizada fue “del tipo visual y descriptiva” y que no se rige por una normativa específica que refiera a las condiciones de seguridad del sistema de protección contra incendios, por lo que desliga la responsabilidad de una evaluación más exhaustiva en los órganos que tienen a su cargo la supervisión del cumplimiento del reglamento.

Cifras del subte

El cumplimiento de las normativas de seguridad recae, en primera instancia, sobre Metrovías, la empresa concesionaria del servicio en la Ciudad. Su trabajo es luego supervisado por Subterráneos de Buenos Aires SE (Sbase), en la línea H, y por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), en el resto del tramado. El desfase se debe a que la concesión del servicio en beneficio de Metrovías se efectuó antes de que se declarara la autonomía de la Ciudad, por lo que la responsabilidad por las líneas preexistentes recae sobre el organismo nacional.

Perspectiva interna

Desde la perspectiva de un sector de los trabajadores, la situación es mucho más grave. Claudio Dellecarbonara, delegado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte, relató a NU: “Hace más de 10 años que denunciamos falencias en el servicio”. Agregó que si bien se presentaron informes ante la prensa, los órganos de control porteños, como la Defensoría y el Ente Regulador de Servicios Públicos, y la misma Justicia, la respuesta a sus denuncias “fue nula”. Sus críticas al sistema de seguridad no se limitan a la falta de matafuegos o carteles de salida, sino que profundizan sobre la inexistencia de salidas de emergencia en los tramos del túnel entre las diferentes estaciones. “El peligro no es tanto el fuego sino el humo, porque al no tener una salida en el túnel te asfixiás antes de salir”, destacó. “Y no nos sorprende que la CNRT mire para otro lado”, dijo. Para los metrodelegados, la solución reside en la reestatización del servicio “bajo control de los trabajadores y usuarios”.

Qué dice la empresa

En comunicación con Noticias Urbanas, Metrovías dio detalles sobre las disposiciones de seguridad que toma en relación con la previsión de incendios, aclarando que cumple con lo dispuesto por la ley tanto en lo que respecta a la provisión de matafuegos como con el resto de la normativa. En total, informa Metrovías, la red del subte “cuenta con 78 mangueras hidrantes y 599 matafuegos tipo ABC de 5, 10 y 25 kilos distribuidos en las distintas estaciones de todas las líneas”. Si bien se reconoce que, debido a hurtos o por reposiciones, puede haber algunos faltantes, el argumento es que igualmente se supera ampliamente la cantidad de matafuegos requeridos, por lo que a pesar de los faltantes ninguna estación quedaría, según asume la compañía, en una situación vulnerable.

La concesionaria también destacó que cuenta entre sus credenciales con el hecho de ser la única del sistema ferroviario porteño que cuenta con la evaluación positiva por parte de la Dirección General de Defensa Civil del Gobierno porteño, un aval conseguido tras la realización de 10 simulacros de “Evacuación y Resolución de Emergencias” en las distintas líneas donde también tuvieron participación la Superintendencia de Bomberos, la Policía Federal, el SAME y la Policía Metropolitana, entre otros organismos.

En el informe remitido a NU, Metrovías apuntó también a otros ítems menores señalados por el informe de Defensoría, el cual, aseguran, jamás les fue enviado. Así, se destaca que respecto a la falta de mangueras en los nichos de la Línea A, su instalación, aún en proceso, es parte de un plan de renovación integral de la línea que lleva adelante la Secretaría de Transporte de la Nación.

Fuente: noticiasurbanas.com.ar

Read More
TOP

Matafuegos y balizas: Más controles en Capital

Vie, 23/07/2010 – 15:08

La Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Gendarmería controlarán en los accesos a la Capital el exceso de velocidad, los niveles de alcoholemia y el uso de cinturón de seguridad. Las autoridades también realizarán controles de los matafuegos y las balizas triangulares reglamentarias, según informó mediante un comunicado el Ministerio del Interior de la Nación. El anuncio fue realizado por el ministro de esa cartera, Florencio Randazzo, durante la entrega de 10 móviles destinados para ese objetivo. Los operativos se realizarán en Acceso Norte, Acceso Oeste, Autopista Ezeiza-Cañuelas, Autopista La Plata-Buenos Aires. Por su parte, Felipe Rodríguez Laguens, director de la Agencia, indicó que en los accesos “habrá radares móviles de dos puntos, así como puestos de control integrales, donde se medirá alcoholemia y el cumplimiento de normas en general”.

Fuente: La Nanción

Read More
TOP

Preguntas más frecuentes

¿Cómo se usan los extintores?

Un extintor es un aparato bajo presión diseñado para expeler su carga de tal manera que sea posible con ella atacar con éxito un foco de incendio. Este es un concepto de suma importancia: Los extintores sólo sirven para sofocar principios de incendios. No sirven para apagar incendios, pues en ese caso se requiere la acción de profesionales en el tema (los bomberos). Pero resultan fundamentales para que un fuego no se convierta en un incendio.

El tamaño del fuego, la intensidad de sus llamas, la dirección del viento para ubicarnos y poder atacarlo son elementos fundamentales a tener en cuenta para el éxito de nuestra tarea. Una vez determinados rápidamente los elementos anteriores se debe proceder a elegir el extintor adecuado.

Es importante saber que las instrucciones de uso de los extintores se encuentran obligatoriamente en el frente de todos los equipos. La pérdida de algunos segundos en su lectura seguramente redundará en una mayor eficiencia de aquellas personas no experimentadas en el tema.

Resulta fundamental NO USAR un equipo a base de agua si en la zona del fuego no se ha cortado previamente la corriente eléctrica. También es muy importante recordar que ya NO EXISTEN EQUIPOS QUE DEBAN SER INVERTIDOS (puestos cabeza abajo) para su uso: TODOS LOS EXTINTORES SE USAN SIN INVERTIRLOS, pues de hacerlo no funcionarán. Tampoco se debe probar el extinguidor antes de usarlo por cuanto perderá su presión y no saldrá todo su contenido. Los extintores deben ser accionados directamente sobre el fuego para ser realmente efectivos.

Ya ubicado frente al fuego se debe quitar el precinto de seguridad y el seguro o traba (es un pasador de metal con un anillo para sujetarlo que impide la descarga accidental), girar el robinete (volante / disco de accionamiento) o presionar la palanca de la válvula y dirigir la descarga con movimiento de vaivén a la base del fuego, tomando la precaución de REALIZAR SIEMPRE EL “BARRIDO” DE LA BASE DEL FUEGO. Se debe iniciar la descarga lo más cerca posible y avanzar hacia el fuego gradualmente.

Una vez apagado el fuego, aunque queden restos de carga en el extintor es conveniente terminar de descargarlos por dos motivos: 1) el fuego puede no estar completamente apagado en el interior de los objetos quemados, pudiendo volver a descontrolarse (efecto de reignición) y 2) si se suspende el accionamiento, como ya se ha dicho, no se puede reiniciar. Resulta en muchos casos conveniente de ser posible acercarse al fuego con más de un extintor, de forma tal que si no se lo domina con el primero, hay otro equipo a mano para atacar sin pérdidas de tiempo.

Asimismo se recomienda, de ser posible, no atacar solo el foco de fuego, sino junto a otra persona.

Cuando ha finalizado el apagado se debe hacer recargar el equipo de inmediato.

Ahora bien, más allá de estos breves consejos sobre el uso de los equipos, hemos preparado una síntesis de las preguntas más frecuentes que recibimos de los usuarios acerca de los extintores y, con sus respuestas, esperamos satisfacer la mayoría de las dudas que habitualmente se plantean.

¿Son todos iguales?

No todos los equipos son iguales en cuanto al tipo de fuego para el cual son aptos. Hay equipos que sirven para apagar materiales orgánicos (papel, trapo, madera, etc). Otros están diseñados para combustibles líquidos o elementos con carga eléctrica. Mientras que también hay equipos que cubren los tres casos señalados a la vez. En el mercado se pueden hallar también equipos especiales, fabricados para atacar tipos particulares de fuego, o para ser utilizados sobre equipos de computación o electrónicos de alto valor. A este panorama se debe agregar que los extintores se fabrican con muy distintas capacidades, en función de su uso y localización.

¿Cómo elegirlos?

La Norma IRAM 3517 – parte 1 reseña las características de los principales equipos y brinda una serie importante de recomendaciones a este efecto. Para los casos generales la Norma IRAM 3517 – parte 2, desarrolla una serie de tablas en las que se indican los mínimos requeridos en tipo y capacidad para los diferentes destinos de uso de una propiedad. No obstante y en función de la imposibilidad de cubrir todas las variantes, para realizar una adecuada elección de los equipos extintores que van a proteger una propiedad es fundamental recurrir al consejo de un especialista en el tema.

¿Cuál me conviene comprar?

Luego de efectuada la determinación de los equipos que corresponden, hay un solo punto a tener en cuenta al momento de la efectuar la compra: la calidad del aparato. Y es en este punto donde las cosas se hacen más sencillas: Se deben adquirir equipos fabricados “con Sello Iram”, como forma de asegurarse que el equipo elegido va a efectuar realmente la prestación requerida, ya que las etapas de su producción han sido controladas por el Instituto de mayor prestigio y trayectoria en la materia en nuestro país.

Los que tengo ¿me sirven?

Para aclarar este punto es necesario verificar la “Dotación Requerida” para la propiedad donde estén instalados los equipos. Esta tarea profesional es realizada por los Empresas habilitadas a tal efecto. En este sentido es de suma utilidad recurrir al asesoramiento de quienes, como la Cámara Argentina de Seguridad, pueden suministrar listados y referencias de sus asociados. De la comparación entre lo necesario y lo existente saldrá la respuesta y el posible listado de los faltantes, para adecuar la dotación a las Reglamentaciones en vigencia.

¿Cómo recordar su ubicación?

No es necesario recordar donde están ubicados. Sólo deben estar adecuadamente señalizados según lo indicado en la Norma Iram 3517 – Parte 2, para que resulten visibles y accesibles en caso de una emergencia.

¿Cada cuánto se debe hacer el mantenimiento?

Una vez por año, según lo indicado en las normativas vigentes, no obstante lo cual algunos usuarios determinan una periodicidad menor.

¿Cada cuánto se controlan?

Como máximo cada tres meses, según lo indicado en las normativas vigentes, no obstante lo cual algunos usuarios determinan una periodicidad menor. Este control se realiza independientemente de la fecha de vencimiento de la carga.

¿Quién realiza estas tareas?

Sólo la pueden realizar las Empresas Legalmente Habilitadas, aunque es fundamental saber que existe un importante número de Empresas o pseudo-empresas que simulan estar habilitadas cuando en realidad no lo están. También existen Empresas que dicen cumplir con las Normas IRAM en sus procesos mientras otras, voluntariamente hacen certificar la calidad de su producción por el mismo IRAM.

Para finalizar LE RECORDAMOS

Si ha elegido para proteger su propiedad equipos fabricados con Sello de Calidad IRAM, la forma de hacer perdurar este nivel de calidad es hacerlos mantener y recargar por Empresas Licenciatarias de Sello IRAM, que sabrán realizar todos los procesos de forma tal de asegurar que las condiciones previstas en su diseño se conserven en vigencia. De igual forma las tareas de Control Periódico deben recaer en estas Empresas, para tener la seguridad que desde su fabricación hasta el momento del uso, el equipo brindará el mismo nivel de prestación.

Read More